miércoles, 17 de agosto de 2016

13. REMINISCENCIAS, ACTIVISMO GARDELIANO Y OTRAS HIERBAS


        Consecuentemente derivado de lo expresado en el capitulo anterior, y sin ningún ánimo de autocomplacencia, voy a ampliarles cronológicamente, las coordenadas de la formación de mi devoción, así como relatarles una  serie de actividades realizadas en el curso de los años, como es lógico, siempre tendentes a practicar mi arraigado Gardelianismo, en pos de fomentar el mayor esplendor posible del "Supremo cantor".

        Ni que decir tiene que tanta desgracia (la pérdida de mamá) y tanto tumbo (idas y venidas de Almería con disgustos familiares de por medio) a tan temprana edad, fueron para mí una especie de cataclismo emocional y anímico que se reflejó en mi formación y rendimiento académico, de un modo luctuoso y negativo, únicamente minimizado por el  árnica que me proporcionaba la música y esta, en aquellos años, indefectiblemente, siempre apuntaba a Gardel, o al menos, ese efecto en mi producía, la escucha ocasional o mención verbal de él o de alguna de sus ejecuciones.

        De ese modo, resultó que mi abuela paterna (Dña. Inocencia García Fernández) sin saber del profundo sentimiento que yo albergaba en mi interior, fruto de la añoranza de mis queridos titos de Almería, tarareaba tangos de Gardel (siempre los que con el curso de los años di en denominar del tipo "sota, caballo, rey", es decir, los títulos popularizados en las películas y pocos más), y ello, lo realizaba (en ausencia del transistor que se inventaría años después) casi mecánicamente, mientras magistralmente cocinaba sus humildes pero insuperables guisos de los que durante lustros "echó mano", para sacar adelante una prole de cinco hijos más el esposo.



Dña. Inocencia García Fernández, mi esforzada, sacrificada y laboriosa abuela paterna, cuyas muy eficientes habilidades culinarias, sin lugar a dudas. creando escuela, hubiesen dado mucho que hablar.     Además, para mantenerla disciplina y el orden, ¡inugualable lanzadora de alpargatas!.    Ríanse Vds. del boomerang.    Nada que ver con el alpargatazo de la Sra.;  ¡vamos!, cosa olímpica. 



        Esto enlazó con la inevitable pero para mí desconocida adolescencia, la cual afronté en el taller de mi padre, quién a su vez y por escuchas, tampoco tuvo una infancia ni adolescencias idílicas, y por oído ni oportunidad cronológica, tampoco un Gardeliano de rigor.    

        Sin embargo, en dicho taller, personas un poco mayores que él, al igual que mi abuela, sí tarareaban en el ejercicio de sus actividades, "canciones" que por su contenido relatativo y didáctico, luego resultaban ser tangos, ¡como no! de Gardel, pero estos, bien distintos a los cantados por aquella y también bellísimos.    

        Así Dn. José Blasco Ortiz, tarareaba "Un Tropezón",  Dn. Eduardo Almansa Soto, "Mocosita",  o  Dn. Anselmo (encargado de otro taller), que puesto al corriente por mi padre de mi "incipiente afición",  hacía lo propio en referencia a "Almagro" y "Palermo", que ante su sorpresa, yo ya conocía.



Dn, José Blasco Ortiz, compañero de trabajo, compadre y socio de mi padre.



        Asociado a todo esto en el tiempo, y allá por 1958/59, aparecieron, como por arte de magia, en mi lenitiva radio, los fabulosos e inigualable "5 Latinos", quienes con sus adaptaciones modernas a los nuevos tiempos de finales del doo woop e inicios del ye-yé, trajeron a las aburridas (por el abusivo uso de la copla y del  flamenco) ondas españolas, un aire fresco y revitalizante, proveniente nuevamente ¡como no! de Argentina, dentro de cuyo enorme repertorio repleto de éxitos internacionales norteamericanos e italianos, no faltaba algún que otro tango, magistralmente interpretado por aquel torrente de voz, limpia, potente, clara, cristalina, de la admiradísima y bellísima Estela Rabal, a la que años después, tuve el inmenso honor de estrechar la mano tras una actuación en la célebre sala de fiestas estival "El Gallo Rojo", sita en la muy próxima localidad de El Campello y por la cual desfiló lo más grande y popular del universo musical.



Dn. Eduardo Almansa Soto, inmejorable profesional y mejor persona, por ello, honorable jefe de taller de "Talleres Ródenas".    Foto de 1966.


        En este orden de cosas, en el '67 (irrepetible año cumbre de la música pop), felizmente me hice novio de la que hoy es mi queridísima esposa, la cual, aún sufriéndolo (¡¡cuantas veces le cantaría "Confesión" cuando lo descubrí!!), por la carencia de mi atención durante el tiempo que dedico a la causa, tiene un respeto y admiración hacia Gardel muy apreciable, el cual se hace patente a la primera oportunidad que se tercia, en modos y formas muy diversas y atentas.     

       Les voy a referir una anécdota de esa época que resultó ser definitiva para mi consolidación Gardeliana a nivel coleccionístico. 

          Apenas llevábamos dos meses saliendo juntos y era finales de Abril, cuando paseando tranquilamente por la ciudad, pasamos por  delante de una tienda de discos, y como se aproximaba el cumpleaños de mi padre, quien en alguna ocasión que otra pero indefectiblemente siempre que quería demostrar cuanto sabía de Gardel tarareaba -"tomo y obligo..."- (luego comprobaría que era el único tango y lo único de este que se sabía), opté por adquirir y regalarle el EP homónimo.     

         Pasaron los meses y jamás vi a mi padre reproducir en el pick-up dicho regalo, pero eso sí, a partir de aquel momento y estimulado por la escucha de aquella primera pieza, adquirida de forma tan subconsciente, yo no paré de visitar aquel establecimiento, del cual, poco a poco, me proveí de todo EP y LP que en el mismo hubiese del imbatible "Cantor".      Había sido la espoleta final que venía a aglutinar absolutamente todo lo fraguado con anterioridad.


Este fue el EP que regalé a mi progenitor y consecuentemente, el del comienzo de mi colección. 
      

        Pocos meses después, el que luego sería suegro de uno de mis mejores amigos (José Antonio Franco Carreras "El Viejo") y posteriormente empleado del taller de mi padre;  Dn. José Navarro Francés, me informó de la existencia de una (muy itinerante y convulsa) Peña del Tango en Alicante, a la cual sin pensarlo dos veces acudí raudo y veloz, y donde conocí a una serie de Gardelianos de muy distintas especies, eso sí, todos y cada uno, supeditado a sus posibilidades, muy devotos a Gardel;  donde tras mil y una diversas pero siempre agradables vivencias, asombrado, amplié enormemente, el conocimiento sobre la vasta discografía del Zorzal. 



Dn. José Navarro Francés, residente en las casas de Montoto (Barriada de Los Ángeles), donde en Marzo de 1962 se ubicó en su fundación "La Peña los Amigos del Tango".      Foto amablemente cedida por su hija Dña. Edelmira.  


      Lo de itinerante es porque en esos primeros cinco años de existencia, ya había cambiado hasta cuatro veces de ubicación;  y lo de convulsa, porque en el mismo plazo, ya se habían deshecho de toda la cúpula fundadora de la misma, ¡eso sí!, en plena época franquista, ¡muy democráticamente!, pues se hizo en su tercera ubicación (la segunda había sido el bar Bou, situado en la calle Alférez Díaz Sanchís), sita en la bodega-bar "La Campana", en la calle Díaz Moreu,  y por votación general;  a pesar de que, entre sus haberes particulares, ésta, contaba con una interesantísima colección de films de 35 m/m de Gardel (cosa no muy al alcance de cualquiera en aquella época);  y entre sus logros, había conseguido tener como presidente de honor al mismísimo, Carlos Acuña y como presidenta de ídem a Dña. Sara Montiel (La Saritísima, la cual realmente acudió por invitación de su buen amigo Jorge Cardoso "Nono");  pues...  ¡ni por esas!,  a estos miembros fundadores no solamente les habían crecido los enanos,  sino que implacable e inexorablemente de un modo expeditivo, ¡se les rebelaban!.



Aunque como se aprecia, no era costumbre indicar la fecha de ingreso, esta fue hacía el otoño de 1967. 



        Es posible que por su interés histórico, este episodio de la Peña, requiera en el futuro un espacio más amplio en el presente blog.    





Insignia de 1967 de la irreconociblemente transformada Asociación Tanguera. 



         Lo que ya les anticipo, es que el que fuera nombrado en aquella ocasión por votación popular su nuevo presidente, Dn. Antonio Baños Mondéjar "El Roña", de ascendencia gitana (¡a mucha honra!), empleado de la fábrica del aluminio y monosabio de la Plaza de Toros de Alicante, se mantuvo en el cargo por más de cuatro décadas, sin que este volviese a ser sometido jamás a votación alguna.    Y que la ubicación de la Peña,  nunca volvió a cambiar de lugar, tornándose en una milonga, regentada por argentinos en la actualidad.









Partitura de un vals criollo dedicado a nuestra emblemática fortaleza. 



  


        En la peña, tuve el inmenso honor de conocer a un enorme guitarrista tanguero local, apodado "Tonele", el cual me impartió sin contraprestación económica alguna, clases de guitarra, pero pronto se evidenció que las roturas de tendones y ligamentos que sufrí en el alumbramiento en mi brazo izquierdo, no ayudaban demasiado a tal propósito, como antes tampoco lo había hecho con mi afición a la práctica del balonpie;  por lo cual hube de desistir.        Una renuncia más.    Atónitos quedaron cuando en mi primer ensayo, pedí me acompañasen en "Gotas de Veneno".




       
Tonele en la Explanada de España, en los años 40.     Foto cedida por Rosmarí Carratalá.    Y a mediados de los 60's



        A todo esto, entre 1970 y 1985, fue apareciendo en Argentina la colección editada por Industrias Eléctricas y Musicales Odeón S. A. I. C. "Vida y Obra de Carlos Gardel", la cual se realizó en cajas de tres discos, con presentación de Francisco García Jiménez; y que se atribuyó a la generosidad de Dn. Rubén Carlos Gonzalo, aunque posteriormente se supo que la mayor parte del material en cassette, proviniese de otras colecciones;  especialmente de la del honorable oriental, Dn. Horacio Loriente Dall'Orso.





          

  
          


         
Cinco volímenes distintos de la citada colección, más en último término, la triple caja del XXº aniversario, la cual inspiró la sección de palabras dedicadas a Gardel por personajes contemporáneos.

                                     

        A bote pronto, es inenarrable e inimaginable, la cantidad de dificultades y riesgos habidos y por haber que tuve que sortear  y asumir para el logro del objetivo perseguido, dado que la comunicación y envíos se hacía vía correo y los pagos a través de cheque nominativo confirmado en USD ($), gracias a la inestimable empatía, colaboración y generosidad del director comercial de la misma, pude ir adquiriendo de un modo que se me hizo interminable por la dificultada enorme para estar al corriente de las sucesivas apariciones de los triples volúmenes, pero que pusieron a prueba con notable éxito, mi capacidad de incondicional constancia al fenómeno Gardeliano.  

     ¡Quién me iba a decir a mí en aquella época!, que lo que estaba consiguiendo estaba tan manipulado en lo que a reconstrucción técnica se refería, carencia de introducciones musicales, alteración de revoluciones y especialmente a limpieza de sonido que lógicamente se hacía más evidente en lo referente a la época acústica!. 





     

Obsérvese en 2º término, como vicepresidente primero,  al que poco después fuese mítico presidente del Hércules, C. F., cuyo nombre aún hoy lleva el estadio.    En undécima posición y como delegado de festejos, mi queridísimo padre.   A la derecha, colaboración poética para la publicación arriba mostrada, ligeramente retocada en 2014.    Notable también la vista desde el mar del castillo de Santa Bárbara.





Mi amigo y socio musical Dn. Gerónimo Gil Baines (formidable bandoneonista argentino) y un servidor, haciendo apología tanguera en 1971, en medio del pop imperante en la época, en el escenario de la Hoguera Campoamor ubicado para la ocasión en la plaza San Juan de Dios de Alicante. 


        Lógicamente asociado a todo esto, apareció la necesidad imperiosa de desear conocer la carga filosófica que encerraban los textos cantables, para lo cual, se hizo totalmente indispensable la adquisición de algunos diccionarios de lunfardo, y luego biografías y libros y más libros, en fin un arsenal bibliográfico en el que apoyar el discográfico;  y así poco a poco, humilde pero perseverantemente, se fueron labrando y asentando los cimientos de mi Gardelianismo.

  

 De izda. a dcha. Dn. Eulógio Martínez y Dn. Pascual Campillo (excelentes e irrepetibles guitarristas de la Peña Los Amigos del Tango de Alicante en Julio de 1980) y un servidor, en un taller fogueril, amenizando un asado argentino con el que nos había obsequiado el propietario del local.


        Por la misma época aparecieron otras dos colecciones en vinilo editadas en Uruguay, de las cuales tuve conocimiento bastante tiempo después de su edición y encima, ambas dejaron de completarse por cierre del sello discográfico.    No obstante, con carácter retroactivo y ya con total conocimiento de causa de la importancia de ambas, en materia de tomas diferentes y carencias en la de Vida y Obra, pude hacerme con ellas, una en modo físico y la otra grabada en CD.     

     Es de destacar que las personas que pudieron facilitarme la información de lo fundamental de obtenerlas en su día, por las razones que fueren, ocultaron deliberadamente la misma, llegando una de ellas cuando ocasionalmente se suscitaba el tema, a hacer correr en los círculos tanguísticos locales, el fallecimiento de Dn. Horacio Loriente, muchos años antes de que esto ocurriese, es decir, "lo mató" con 30 años de antelación, con el único objetivo de que se nos quitase de la cabeza la remota posibilidad de contactarle.     Entretanto, ¡seguro!, que probablemente Dn. Horacio estubiese esperando que aquellos "amigos", le vendiesen unas cuantas colecciones por aquí.



El ilustre Gardeliano oriental, al que por las razones expuestas arriba no tuve el honor de conocer, Dn. Horacio Loriente Dall'Orso, en Septiembre de 2003, sin cuya buena voluntad y mejor disposición divulgativa, los aficionados del mundo, indudablemente desconoceríamos gran parte de la obra del Zorzal, dado que desde la otra orilla, lamentablemente, jamás se hizo nunca nada similar en ese sentido, sino más bién, ¡todo lo contrario!.    Téngase en cuenta que el audio de la colección Vida y Obra de Carlos Gardel editada por EMI entre 1970 y 1985 en Argentina, realmente también provenía de sus haberes.    Es por ello que, en honor a la verdad, nuestro agradecimiento y afecto hacia su persona, ha de ser imperecedero y aún así nunca hará justicia a sus indiscutibles méritos.   ¡Esté en la paz de Carlitos por siempre!.    Foto tomada de la web, sin mayor pretensión que la de homenajear a este honorable e inmenso Gardeliano..



            Hay que reconocerle  a aquel desaprensivo, al que en aquella época, yo creía a pies juntilla por tenerlo por un Sr., que efectiva sí que fue la medida (la cual, por cierto, le sobrevivió, dado que partió hacia el olvido en 2003);  pues me enteré de que Dn. Horacio aún vivía, allá por 2006, cuando desgraciadamente le quedaban pocos meses de vida.      Se pueden imaginar la impresión que llevé al conocer la noticia.    Pocas veces me he sentido ante una causa tan digna, tan baldíamente defraudado.    ¡Aquello fue realmente canallesco! y me hizo adquirir por primera vez conciencia de la existencia de una enfermedad que afecta (por fortuna) a cierto minúsculo sector del Gardelianismo, pero que no por pequeño es menos notable y dañino; y que como en una ocasión en alusión a ello, no sin cierta gracia refirió eufemísticamente Dña. Clara Koser, podríamos dar en llamar...  "Los Celos Gardelianos".



 



 
Tres portadas de las coleccines uruguayas "Gardel-Razzano Serie Acústica" y dos de la "Carlos Gardel Serie Para Coleccionistas", ambas editadas por Dn. Horacio Loriente y ambas también inconclusas, por razones de fuerza mayor. 


              Así las gastaban algunos padres fundadores de la Peña Los Amigos del Tango, de cuyo nombre al igual que Dn. Miguel de Cervantes en el comienzo de su celebérrima obra, uno no quiere acordarse.    ¿Sería por ese tipo de cosas que, no ganándose jamás la simpatía ni el favor de los socios, fueron sustituidos tan decididamente?.  

        ¡Quien sabe!...  probablemente ¡sí!.    El caso es que no aprendieron nada de la lección recibida, pues en el curso de los años posteriores, siguieron realizando gestas como la relatada e inclusive más gordas, alguna de las cuales transcendieron a destacadísimos ámbitos tangueros internacionales, estando aún hoy día, frescas en la memoria de sus gentes, hasta el extremo de que en una ocasión, se me aconsejó por parte de mi ocasional interlocutor, que para presentarme, no hiciese uso del apellido de uno de ellos, por lo desprestigiado, dado que ignorantemente yo, dentro de la estima, el respeto y la admiración reverencial que incondicionalmente le tenía, lo había referido como conveniente referencia.

      Pero en fin, obviamente por la educación recibida, así como por tratarse de personas ya fallecidas, no desvelaré sus nombres;  y como dije en la introducción, a fin de cuentas y a su malsano modo, ellos también eran Gardelianos.

      Ni que decir tiene que siempre procuré llevarme bien con ambas facciones, pues de las dos obtenía nutrientes culturales.    En la Peña del Tango mataba el berretín de cantor, cultivando excelentes amistades.    Y en la Peña Lírica, de corta vida, que para matar el gusanillo, había fundado el poseedor de las películas y que se ubicaba a escasos 400 mts. de la otra, disfrutábamos de ¡ver a Gardel!, cosa de otro modo imposible, pues en las salas de cine ya hacía tiempo que no se proyectaban sus films, eso sí, siempre se circunscribían estas proyecciones a los diez cortometrajes y a los cuatro films norteamericanos, jamás a ninguno francés. 
     
      Es imprescindible comentar que durante los tres largos lustros que tardé en completar Vida y Obra, el paso del tiempo fue haciendo estragos en la masa social de la Peña;  y cual hojas amortizadas de calendario, los miembros de la misma fueron desfilando en inexorable cumparsita, hacia la zona "da'onde no se güelve", dejando un vacio en esta ¡imposible de llenar!. 



  
Portada y contraportada de un LP editado en 1971, en el que por primera vez se recopilaban en vinilo sus primeras grabaciones de 1912 para el sello Columbia.


   
       Si a ello asociamos la embriagante yunta del descubrimiento casi diario de nuevos temas interpretados magistralmente en aquellos discos, ¡por Gardel!, así como el placentero complemento de documentarse en los diccionarios del significado literal y poético de ciertos vocablos lunfardos descubiertos en los mismos, era evidente que salir de casa los sábados por la noche para volver a altas horas de las húmedas y fría madrugadas locales, para asistir en la Peña, a unas actuaciones, repetidas semana tras semana por los mismos actores, algunos de los cuales, ¡setentones ya!, no se habían molestado siquiera en aprenderse los textos cantables, cuanto ni menos, los significados de los mismos,  no era una alternativa atractiva ni siquiera agradable.    Y si a todo ello agregamos la creciente reticencia de los guitarristas a incorporar nuevos temas al repertorio para estrenar los sábados, el caldo de cultivo hacia la falta de sentido y fenecimiento por inanición de la misma, se estaba germinando.  
      
     Esto, indefectiblemente, tranco a tranco (activando el más atávico sentido de la supervivencia cultural), fue provocando inadvertidamente mi paulatino alejamiento de esta.



 

 Portada y contraportada de un CD europeo de edición limitada, de 1999.


       NOTA:  Muchos años después, cuando ya se estaba consolidando el inevitable resultado del vaticinio realizado por mi casi cuatro décadas antes, ante el cansancio anímico y deterioro físico del Roña, se me ofreció la posibilidad de presidir la Peña, cuyo honor adecuadamente decliné a los proponentes, en evitación de prestarles servicios a los que, por activa y por pasiva, con su egoísmo, falta de generosidad y previsión, habían sido indubitables causantes de tan lamentable situación;  los cuales, dicho sea de paso, sólo buscaban en mí, una solución continuadora de sus contumaces e irreversibles vicios contraídos durante décadas.    ¡Y sobre todo ello!... (pues quizá en otras circunstancias, y exclusivamente para (seguro que en vano) intentar reconducirlos, me la hubiese jugado);  por estar ya inmerso, en otras actividades más creativas en materia de sonido, al servicio del Supremo Maestro.  

Cuando se me invitó a expresarme, nunca fui amigo de entrar en detalles de cifras, pues invariablemente estas siempre se tergiversan desfigurando grotescamente la realidad.


        Y así, enfrascado como todo el mundo en mil y una turbulencias profesionales, fueron pasando los años, sin que decayese ni un ápice (más bien todo lo contrario), mi afición;  y sin desaprovechar ocasión alguna que se presentase, para abundar en pro de cualquier cosa que ayudase a engrandecer la figura y recuerdo de Dn. Carlos, como se puede apreciar en los documentos que anteceden y preceden a este texto.


Otra colaboración en la cual no desaproveché la oportunidad para participarle indirectamente a la persona que la solicitaba, mi desagrado con su círculo pseudo-profesional y las avasallantes pretensiones de su modus vivendi.    Y ello y sobre todo, por detectar que su Gardelianismo  lejos de ser puro y desinteresado, era sumamente tendencioso y materialista. 


     Muy destacable fue por esta época la edición por Altaya de la colección de 50 CD's con sus correspondientes fascículos, "Todo Gardel", que incorporaba bastante material inédito, aparte de (a excepción de una), todas las introducciones de guitarra que le faltaban a algunos registros de la de Vida y Obra, de completar los temas faltantes en la colección uruguaya "Serie Acústica" de Loriente del dúo Gardel-Razzano;  y de restituir a sus velocidades correctas, muchas de las piezas alteradas en la primera.


Algunas de las carátulas de la Colección "Todo Gardel" de Altaya. 


    Esta colección sólo se editó en Argentina y Méjico;  y por derechos de distribución, fue dificilísimo conseguir una copia de la misma, cosa que se materializó rocambolescamente, gracias a la impagable colaboración y desvelos de Dña. Alicia Barani, a la cual le reitero desde aquí mi más sincero y profundo agradecimiento.


LAS ASOMBROSAS VUELTAS DE LA VIDA

     Precisamente una de las personas a las que tuve durante toda la vida como más que un familiar y que a la postre fue una de las dos que me ocultaron las excelencias de la colección uruguaya "Carlos Gardel - Serie Para Coleccionistas", al enterarse al cabo de un par de años (por cierto muy conflictivos para mí por razones que no vienen a cuento), de que tenía dicha colección, prácticamente me exigió que le facilitase una copia, molestándose sobremanera al sugerirle que al menos me proporcionase el material (50 CD's) para realizársela.

     Cuando la hubo obtenido, puso objeciones con la calidad de determinado título, como si ello fuese manipulable en una copia digital.

     Y es que se creé el ladrón que todos son de su misma condición, puesto que él y su maestro (el socio fundador de la peña ya fallecido por aquel entonces) llegaban a envolver los micrófonos con trapos, para que el sonido de las grabaciones que ofrecían a los demás llegase lo más deficiente posible, siendo norma el pulsar el botón de la grabadora cuando el tema ya había comenzado, y cortarlo cuando aún no había finalizado, así como subir y bajar el volumen del sonido en plena grabación de una pieza, para alterarla sin remisión.

     En cambio días después, tuvo el detalle de preguntarme si entre él y el hijo del aludido fallecido, podían aportarme en agradecimiento, cantidad compensatoria por las gestiones y costes desembolsados para la adquisición;  a lo que repuse que en absoluto, que yo no había realizado jamás negocios con Gardel y su obra,  y que no iba a comenzar a hacerlo en ese instante. 
   
     Sin embargo, allá como un mes después, enterado a través de Internet por conversaciones con otras personas, de las diferencias y excelencias de la colección de la que por espacio de 32 años no me informó y él sí poseía y conocía, al solicitarle una copia de la misma, tuvo el valor de exigirme una cantidad concreta que le entregué en metálico  delante de testigos, contra entrega de 17 CD's sucísimos por el uso (señal inequívoca de que los había desechado para confeccionarse copias técnicamente más fidedignas), al tiempo que para mis adentros pensaba -"amigo fulano, en este preciso instante, estás realizando el peor de los negocios que has hecho en tu vida"-.

    Obviamente no lo volví a contactar nunca más y por anacrónico ciego dogma con el mismo, limpiando fondos, tampoco a su otro colega, el cual pertenece a ese tipo de gente, que a toda costa; y basándose siempre en la desaparecida figura de su padre, pretende hacer prevalecer su condición de preponderante autoridad en la materia, auto-negándose la evidencia del mínimo rasgo de progresión de los demás, lo cual, siempre según sus alienadas conclusiones, cuestionaría su pretérito liderazgo.



Dn. Antonio Baños Mondéjar "El Roña", eterno presidente de la Peña los Amigos del Tango, con más de 40 años al frente de la misma, a quién lamentablemente le faltó la visión de futuro suficiente, para delegar el cargo a tiempo en otra persona, así como prever el recambio de los guitarristas, quienes tras profesionalizarse, allá por 1998,  tuvieron siempre a ésta en jaque, y especialmente en la época final,  condicionada totalmente a sus intereses y conveniencias.      Foto de 2007 del diario Infomación. 




     En el curso de todo lo relatado, se materializó la vieja idea de solicitarle a nuestras autoridades la dedicatoria de una avenida a nuestro Cantor en la ciudad, evento aún inconcluso por la parte oficial,  y que debido a la amplitud precisa para narrarlo,  será el motivo central del capítulo siguiente.



                 


    Y prácticamente llegamos a nuestros días, donde, enterados de mis actividades en la materia, por medios que aún no he logrado verificar (pues las posibilidades se concretan en dos personajes muy cercanos y al parecer conjurados entre ellos para que así sea), la agencia EFE publico un pequeño reportaje que tuvo bastante repercusión en la prensa nacional editada en papel, tal como se puede apreciar en las fotos adjuntas, siendo amplísima en la digital;  y curiosamente, no teniendo repercusión alguna, en el que por antonomasia y entidad histórica, debiera ser, agradecido país en materia de todo lo que en el resto del mundo se hiciese por Gardel, pero que desafortunadamente, reiterativamente y en términos demasiado amplios, reacciona y procede de modo anacrónico, totalmente a la inversa.    




          



      ¡Ellos sabrán las razones por las cuales se comportan así, y que imagen de sí mismos es la que más les conviene proyectar!.





              



        A continuación expongo algunos de los enlaces que la agencia EFE me facilitó, como muestra de la variedad de países en los que la noticia tuvo favorable acogida.




http://www.entornointeligente.com/articulo/3391568/Un-coleccionista-alicantino-recopila-la-obra-de-Carlos-Gardel-06092014
http://entretencion.cl.msn.com/musica/un-coleccionista-espa%C3%B1ol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel-25
http://www.ad-hoc-news.de/un-coleccionista-alicantino-recopila-la-obra-de-carlos--/de/News/38735483
http://www.bitsradio.net/
http://www.capitalfmrd.com/musica/un-coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel-2/
http://www.elpais.com.uy/divertite/musica/coleccionista-carlos-gardel.html
httpwww.somosnoticiascolorado.com20140906un-coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel
http://ecuador.servidornoticias.com/446_gente/2696048_un-coleccionista-alicantino-recopila-la-obra-de-carlos-gardel.html
http://www.farodevigo.es/sociedad-cultura/2014/09/07/coleccionista-alicantino-recopila-obra-gardel/1089423.html?utm_medium=rss
http://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2014-09-06/un-coleccionista-alicantino-recopila-la-obra-de-carlos-gardel_355584/
http://eldanoticias.com/informacion-general/cultura/item/102925-un-coleccionista-alicantino-recopila-la-obra-de-carlos-gardel
http://ftp.eldia.es/agencias/7684788-coleccionista-alicantino-recopila-obra-Carlos-Gardel
http://www.eldigitaldeasturias.com/noticias/un-coleccionista-alicantino-recopila-la-obra-de-carlos-gardel/
httpwww.espectador.comcultura299384coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel
http://www.holaciudad.com/un-coleccionista-espanol-recopila-la-obra-carlos-gardel-n487571
http://hoy.center/noticias/un-coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel
http://kakalinews.com/article/7778/Un-coleccionista-alicantino-recopila-la-obra-de-Carlos-Gardel.html
http://www.kldotv.com/2014/09/06/un-coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel/
http://lapatriaenlinea.com/?t=un-coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel&nota=194785
http://www.prensa.com/impreso/mosaico/todos-discos-carlos-gardel/387999
http://www.laverdad.es/alicante/ciudad-alicante/201409/06/coleccionista-alicantino-recopila-obra-20140906124801.html
http://lainfo.es/en/2014/09/06/carlos-gardel-exalted-in-spain/
http://noticias.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/musica-folclorica/un-coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel_QLT4xnRPPvE9nti4jufiE1/
http://www.lasprovincias.es/agencias/valencia/201409/06/coleccionista-alicantino-recopila-obra-181670.html
http://www.locurafm.es/un-coleccionista-alicantino-recopila-la-obra-de-carlos-gardel/
http://www.minuto30.com/coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel/
http://noticias.latino.msn.com/latinoamerica/espana/un-coleccionista-espa%c3%b1ol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel-20
https://es.search.yahoo.com/search;_ylt=A9mSs3LahSlUQycA6V2T.Qt.?p=Rodenas+-+Gardel&fr=yfp-t-907&fr2=sb-top-es.search&fp=1&xargs=0&b=31
http://noticias.pasito.com/1201_musica/2696058_un-coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel.html
http://peru.com/estilo-de-vida/cultura/carlos-gardel-coleccionista-espanol-recopiola-obra-musico-noticia-282402
http://www.quequi.com.mx/1044_show/2696055_un-coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel.html
http://www.radiointereconomia.com/2014/09/06/un-coleccionista-alicantino-recopila-la-obra-de-carlos-gardel/
http://www.telemundo33.com/2014/09/06/un-coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel/
http://telenocheonline.com/fanatico-de-gardel/
http://www.telesurtv.net/news/Carlos-Gardel-enaltecido-en-Espaa-20140906-0030.html
http://www.tvkinc.com/2014/09/06/un-coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de-carlos-gardel/
http://www.vidalatinasd.com/news/2014/sep/06/un-coleccionista-espanol-recopila-la-obra-de/
http://article.wn.com/view/2014/09/07/Un_coleccionista_de_Carlos_Gardel/


   Comentar de pasada que en medio de tantas y tan diversas actividades, surgió la idea (más bien necesidad), de componer y declamar unas cuantas poesías, las cuales están en muy diferentes estados de desarrollo en la actualidad, debido a la falta de tiempo para acometerlas, destacando entre ellas la titulada "¡Así debe ser!, sublime Gardel";  cuya versión alternativa, acompañada por el "Derecho Viejo" de Juan D'Arienzo, tuvo, allá por Noviembre de 2014, una excelente acogida por parte de quienes la escucharon.

        Intentaré ver de finalizar las restantes en el plazo más breve posible.




En una de las exporádicas visitas a la Peña, en 2004, acompañado por Tito Sayes, dado que me negué a serlo por el trío habitual, en protesta por su nula disposición a montar nuevas piezas (argumentaban que ya sabían demasiadas) y por habiéndose profesionalizado, haber anulado los tradicionales ensayos de los jueves para los socios.    Tampoco accedí a asistir de forma regular, cobrando, dado que desde que la Excma. Diputación Provincial concedió a la Peña una subvención, allí era remunerado por cantar,  hasta el gato "triste y azul" de Roberto Carlos, en lugar de haber creado una biblioteca, una videoteca y una fonoteca especializada en el tema, para ilustración y solaz de los socios existentes y atracción de los venideros.     (Fotografía del exdiestro colombiano Hernán Zapata). 



     En el largo camino recorrido hasta el momento en pos de la reunificación de la discografía Gardeliana, jamás regateé esfuerzo alguno en el intento, ni me achico la envergadura de la persona de interés a abordar, de tal modo que el 16 de Octubre de 2015, enterado por la radio de que en la Universidad de Alicante el día anterior habían investido Dr. Honoris Causa al ex presidente de  la República Oriental del Uruguay Dn. Julio María Sanguinetti y que ese día y el siguiente dicho Sr. asistiría a una conferencia;  y teniendo necesidad de reubicar a un compatriota suyo de alto standing Gardeliano, al cual le había perdido la pista, ni corto ni perezoso me planté allí, y tras sortear varios filtros previos y asistir completa a la sesión vespertina, fui muy atentamente atendido por dicho Sr. quién sí conocía a la persona que me interesaba localizar;  y quién como se aprecia en la foto siguiente, escuchó desde mi mp4 junto con su esposa Dña. Marta Canesa (a la que con un gesto hizo venir), uno de mis más selectos archivos.   

     Mi cara, mezcla de sorpresa y asombro, iba dirigida a una persona que muy amablemente nos había hecho una foto juntos poco antes y que intuyendo que iban a ocurrir más cosas, afortunadamente sin pedírselo, siguió disparando su cámara.



El 16 de Octubre de 2015, en el paraninfo de la U. A. en el curso de las conferencias sobre la “Crisis de la Gobernanza en la Democracia Representativa”, escuchando muy atentamente una versión inédita de "Al pie de la Santa Cruz".    (Foto de multimedia-noveldadigital). 


     Ni que decir tiene, que un proyecto de la envergadura  y calado técnico como el de la limpieza pormenorizada de la discografía Gardeliana, requiere de un soporte competente, altamente experimentado y cualificado, sin el cual, el mismo sería prácticamente imposible de realizar, al margen del básico componente de seguridad, y primordial de confianza.

     Pues bien, en el caso que nos ocupa, esa parte corrió (y corre) a cargo de mi hijo, Dn. José Manuel Ródenas Navarro (Consultor Informático), gran melómano y por ende admirador confeso e incondicional del incomparable arte del Morocho, quien estuvo siempre al tanto de la última novedad técnica aparecida en el mercado, o de un programa distinto con determinada y muy concreta función de la que careciese el utilizado hasta ese instante,  y que viniese a aportar mayor calidad y fidelidad al fin pretendido;  o de reparar y renovar cualquier fallo en materia de hardware o software en los distintos PC's, etc... etc...

     Es un apartado de una importancia y transcendencia fundamentales, sin el concurso de las cuales, reconozco que difícilmente a la edad con que arranqué con el asunto, indudablemente, por un acusado y quizás excesivo sentido de responsabilidad moral y ética así como paralizante temor profano, jamás me hubiese atrevido a acometer sin su puntual apoyo, ya que los diversos procesos precisos para la obtención de un logro axiomático, inevitablemente requieren de la activación en cada programa de aspectos muy complejos y determinantes.

     Es por ello que desde aquí deseo expresarle públicamente mi agradecimiento, no como el excelente hijo que es; sino como el capacitado y responsable profesional que demuestra ser día a día.



Dn. José Manuel Ródenas Navarro, en Julio de 2016.        (Foto de Dña. Pascuala Navarro Cerezo, mi queridísima esposa).




  



        Y con idéntica pasión, la seguimos recorriendo... 


                                                                                                           ¡Salute!.
                 




No hay comentarios:

Publicar un comentario